vaca pastando campo verde

Podemos decir sin equivocarnos que España es un país ganadero, de norte a sur. Un sector, el de la ganadería, que ha encontrado en la tecnología la solución a esa necesidad de ser más eficiente y sostenible con el medioambiente.

Sin embargo, el uso de la tecnología en la ganadería aún tiene que solventar una serie de retos y uno de ellos es que se generalice su implementación; es decir, que estos avances que tienen como objetivo hacer más fácil la vida de los ganaderos no llegue solo a las grandes explotaciones.

No debemos olvidar que la ganadería ha estado siempre muy ligada a los pueblos, con condiciones climáticas y orográficas mucho más difíciles.  

El compromiso de los ganaderos con una producción más sostenible y digital

Los ganaderos son los primeros interesados en convertir la ganadería en una actividad más sostenible, verde y digital, y poco a poco están siendo testigos de los beneficios y de las ventajas del uso de la tecnología en un sector tradicional.

La vida entre ganado no es fácil. Las rutinas de trabajo suelen comenzar a altas horas de la madrugada, sea el día de la semana que sea. Toca comprobar que tienen la alimentación adecuada, que están bien de salud… Tareas que, gracias a las nuevas herramientas digitales, hoy en día se pueden automatizar y monitorizar, mejorando y aumentando la productividad de las explotaciones.

La incorporación del Internet de las Cosas (IoT) en la gestión diaria de las instalaciones ganaderas permite recopilar información sobre parámetros que hasta hace relativamente poco parecían impensables de medir y ofrece a los propios ganaderos una mayor capacidad de decisión sobre las acciones a realizar para asegurar el bienestar de los animales y mejorar la rentabilidad de sus explotaciones.

Optimizar los procesos productivos, detectar a tiempo las patologías en animales, mejorar la tasa de nacimientos, rebajar la huella de carbono, controlar los animales que cruzan los límites de la finca…

Tecnología y ganadería inteligente

Alguien dijo que todo lo que se puede medir, se puede mejorar. En torno a esta reflexión, podemos decir que la tecnología ha abierto un amplio abanico de posibilidades para el sector ganadero, permitiéndonos hablar en el presente de la ‘ganadería 4.0’ o de la ‘ganadería inteligente’ (Smart Farming).

Además de aportar valor añadido al animal, las soluciones del Internet de las Cosas (IoT) para el cuidado del ganado ofrecerán al consumidor final la certeza de que los animales han sido criados en explotaciones cercanas, donde se han respetado en todo momento una serie de pautas que garantizan su bienestar.

En el artículo ‘Ganadería familiar sostenible: ¿es compatible con la biodiversidad?’ ya hablamos de las ventajas que brinda la tecnología a este sector, pero también de todo lo que queda por innovar.

Pensando en la ganadería y en nuestros ganaderos, a través de CAPSA Vida, animamos a las empresas, emprendedores y startups tecnológicas a que participen en nuestro reto ‘Smart Farming’ con el objetivo de reducir la brecha digital en el sector ganadero. ¿Qué más cosas podremos hacer con la tecnología de nuestro lado?

Reto Smart Farming: ¿en qué consiste?

¿Qué buscamos con nuestro reto Smart Farming? Tecnologías testadas que influyan en la productividad de la actividad ganadera y que tengan una experiencia de usuario intuitiva, ágil y sencilla; es decir, que aporten soluciones en cuanto a tiempo, coste, sencillez o confiabilidad.

¡Queremos conocer vuestras propuestas para que puedan ser utilizadas en un futuro no muy lejano por los pequeños y medianos ganaderos de nuestro país!

 compartir esta publicación 

Write A Comment