agricultor verifica salud cultivo food tech

La tecnología está jugando un papel clave en el sector de la alimentación. Sin embargo, sigue siendo uno de los sectores menos avanzados en cuanto a digitalización, por lo que se ha convertido en un campo sembrado de oportunidades. Según datos del Directorio Central de Empresas del INE (Instituto Nacional de Estadística), los niveles de inversión en I+D se encuentran por debajo de la media europea (0,5% frente al 0,7% de la UE).

¿Qué podemos hacer ante este escenario? Fomentar la industria Food Tech o AgriFood Tech. Se trata de un segmento pequeño dentro de las startups en España que destaca por su gran potencial. Su principal objetivo es ofrecer e impulsar soluciones que mejoren la productividad en la industria de la alimentación, y también en la agrícola.

La industria alimentaria es uno de los pilares sobre los que se sustenta la economía de nuestro país. Según datos de 2018, hay más de 31.000 compañías en activo dentro del sector que cuentan con un valor de producción de 113.593 millones de euros. Además, proporcionan empleo al 18% de las personas ocupadas en España.

Un motivo más por el que es necesario apostar por este sector, pero ¿hacia dónde se encaminará en los próximos años?

La digitalización, el uso del Cloud Computing, IoT, Blockchain e Inteligencia Artificial afectarán a todos los modelos de negocio y a toda la cadena de suministro disminuyendo el desperdicio de alimentos y agilizando los procesos.

Una de las tendencias en auge dentro de la digitalización es lo que se conoce como tecno-cocina: robots de cocina, impresoras 3D de comida… los avances científicos en este terreno están cambiando la experiencia de cocinar.

Food Tech y los alimentos impresos en 3D

Es cierto que los primeros objetos impresos estaban hechos de una pasta de azúcar y su aspecto resultaba poco apetitoso para el consumo, pero la tecnología ha conseguido perfeccionar el proceso y estamos convencidos de que, muy pronto, tanto los usuarios como el medioambiente podrán beneficiarse de esta tecnología relativamente nueva.

El verdadero cambio de paradigma de la impresión 3D está en crear una máquina sin limitaciones, es decir, una máquina que sea capaz de crear platos y cocinarlos, de personalizar los menús en términos de contenido calórico, etc. En definitiva, la impresión 3D de alimentos nos ayudará a comer mejor y menos alimentos procesados.

A grandes rasgos, hemos visto el increíble potencial que tiene esta tecnología para el futuro, pero también a nivel medioambiental, ya que tendrá aplicaciones muy interesantes en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible al reducir, por ejemplo, las emisiones por transporte de mercancías, al permitir la reutilización de los desechos y al ampliar el ciclo de vida de los productos.

Oportunidades de financiación para las Food Tech

A través de nuestro proyecto Capsa VIDA estamos realizando inversiones alineadas con el objetivo de sentar las bases de la alimentación del futuro. En total, disponemos de 5 millones de euros que destinaremos a colaborar con empresas que busquen adaptarse al futuro e innovar en una alimentación green label y personalizada.

¿Eres tú una de ellas? Si estás buscando financiación para transformar tu idea en un negocio, contacta con nosotros. Elegimos compañías que están en su fase inicial y aportamos capital semilla, pero también invertimos en proyectos que se encuentran en fase de growth y buscan acelerar su crecimiento. ¡Echa un vistazo a todos nuestros programas de apoyo a startups!

 compartir esta publicación 

Write A Comment