Venvirotech es una startup biotecnológica que ha revolucionado el mundo de la gestión de los residuos orgánicos con sus ideas de negocios ambientales y sostenibles.

Noelia Márquez y Patricia Aymà son las fundadoras de esta compañía que se dedica a la producción de bioplásticos rápidamente biodegradables. Para ello, utilizan un cultivo propio de bacterias que se alimentan, en exclusiva, de recursos orgánicos.

Gracias a su tecnología y a una adecuada selección bacteriana son capaces de gestionar alrededor de 75 toneladas de residuos orgánicos a diario y de producir un 50% de esa cantidad en bioplástico.

“La sociedad cada es más consciente de los problemas que tenemos con los plásticos de un solo uso. Sin embargo, no lo es tanto con el problema de los residuos orgánicos agroalimentarios, ya que no es tan visible”, asegura Noelia Márquez, CEO de Venvirotech.

España es uno de los países de la Unión Europea con más superficie dedicada al cultivo y se encuentra entre los cinco primeros en producción ganadera y producción alimentaria a nivel industrial.

Ofrecer una salida, no solo económica, también respetuosa con el medioambiente, a los millones de toneladas de residuos generados por todas esas actividades se ha convertido en una urgencia.

¿Cómo surgió Venvirotech?

En 2018 crearon la sociedad, solo un año después de conocerse en un programa de emprendimiento. Sin embargo, la idea ya llevaba tiempo desarrollándose.

Patricia sabía que un mundo sin plásticos contaminantes era posible y durante un máster empezó a estudiar la posibilidad de obtener un plástico natural y biodegradable a partir de bacterias.

Desde entonces y tras ordenar sus ideas, vieron que su investigación podría convertirse en un negocio rentable y sostenible. “Proponemos una alternativa real a los plásticos de un solo uso que se va a degradar rápidamente y que va a evitar problemas medioambientales”, apunta Márquez.

Las fundadoras de Venvirotech señalan que no quieren promover un uso innecesario del plástico, “simplemente estamos ofreciendo la posibilidad de sustituir los plásticos provenientes del petróleo por otro material con propiedades prácticamente iguales al polipropileno o polietileno, pero con una ventaja y es que es rápidamente biodegradable. Estamos luchando por conseguir un bioplástico de alta calidad que nos permita dar un valor añadido”.

Ideas de negocios ambientales y sostenibles

La máxima de esta startup biotecnológica es que no solo importa lo que haces, sino cómo lo haces.

Son, además, un ejemplo de cómo una idea puede convertirse en un negocio rentable, destinado a todos aquellos productores y gestores de residuos que quieren transformar sus residuos orgánicos en un producto de alto valor añadido.

Los bioplásticos que se obtienen son aptos para envases y embalajes, automoción, procesos industriales, biomedicina… En otras palabras, tienen gran variedad de usos en sectores muy diferentes.

Además, gracias al método de producción que han desarrollado pueden adaptarse a las necesidades de cada cliente.

Dentro de cinco años esperan convertirse en un referente en lo relativo a la transformación de residuos orgánicos agroalimentarios y que la sociedad entienda y conozca lo que hacen, “de la misma manera que en la actualidad se entiende el funcionamiento de una planta de biogás”, confiesa Márquez.

Un deseo que desde CAPSA Food y CAPSA Vida esperamos que se haga realidad.

Hemos visto que es posible obtener productos de plástico biodegradable a partir de residuos orgánicos y, poco a poco, juntos crearemos un mundo sin plásticos contaminantes. ¿Nos ayudas?

Si tienes una idea que pueda convertirse en un negocio ambiental y sostenible, no lo dudes, y compártela con nosotros. Queremos #SerParteDeLaSolución.

Para escuchar todo lo que nos contó Noelia Marquéz, CEO de Venvirotech, no te pierdas el nuevo podcast de nuestra iniciativa #AlimentaciónFuturo.

 compartir esta publicación 

Write A Comment