¿Recomendarías usar fertilizantes como el humus de lombriz para mejorar los cultivos? Si aún no tienes clara la respuesta, te recomendamos echar un vistazo al artículo de hoy.  

Devolver el equilibrio perdido a la tierra bien podría convertirse en el hilo argumental de cualquier película. La forma en la que hemos ido produciendo (monocultivo) y la aplicación de todas esas prácticas agrícolas intensivas representan al antagonista, que impide al protagonista alcanzar su objetivo: cuidar de los suelos y dotarlos de mayor salud.

Por suerte, las empresas del sector están cambiando, apostando en mayor medida por soluciones más eficaces y respetuosas con el medioambiente, como la utilización de fertilizantes naturales.

El humus de lombriz,también conocido como vermicompost, es uno de esos biofertilizantes y ha conseguido reducir en un 20% el uso de la fertilización química, permitiendo incrementar al mismo tiempo la producción de los cultivos.  

En el artículo de hoy vamos a hablar de la startup española Nostoc Biotech, que, además de lograr fertilizantes naturales muy efectivos contra las plagas del campo a partir de humus de lombriz, ha conseguido demostrar que la sostenibilidad no está reñida con la productividad.

Características del humus de lombriz

¿Sabías que las lombrices son capaces de comer hasta un 90% de su propio peso a diario? Además, todo lo que comen lo convierten en estiércol de alta calidad gracias al conjunto de organismos microscópicos y enzimas digestivas presentes en su organismo.

Como resultado de la transformación digestiva que ejerce la lombriz sobre la materia orgánica que ingiere se obtiene el humus de lombriz, “el mejor abono orgánico que existe por su gran valor para las plantas: estimula su desarrollo, las protege de enfermedades y les ayuda a captar mejor los nutrientes”, confiesa Enrique Cat, CEO y fundador de Nostoc Biotech junto a Guillermo Herrero.

Esta es, sin duda, la mayor peculiaridad de las lombrices, pero no hay que olvidar otras curiosidades que las hacen muy interesantes, como que cuentan con una larga vida, ya que son muy resistentes y difíciles de matar.

¿Qué nutrientes tiene el humus de lombriz?

Tal y como asegura Cat, hoy en día no se ha encontrado ningún otro abono similar al humus de lombriz. Su composición es muy compleja y en comparación con el compost tradicional, los parámetros de carbono total, nitrógeno, fósforo, hierro, zinc, manganeso, cobre o magnesio son mayores en el humus.

Beneficios del usar humus de lombriz, fertilizante orgánico y ecológico

Cat y Herrero son los partícipes de este gran proyecto. Los dos entienden la agricultura de la misma forma, conocen las necesidades de los agricultores y comparten su fascinación por el mundo de la lombicultura.

Gracias a los experimentos que han llevado a cabo han descubierto los grandes beneficios de este abono natural.

Además de mejorar la estructura del suelo, de proteger las plantas y de aumentar sus defensas contra plagas y enfermedades, han conseguido demostrar con números que el humus de lombriz favorece e incrementa la producción de los cultivos.

“Llevamos un año haciendo un experimento en un invernadero de tomates en colaboración con la Universidad de Almería y los resultados han sido espectaculares. Se han producido más kilos de tomates y estos son de mayor calidad. Tomates de más calibre que son más apreciados en el mercado, lo que ha permitido a los agricultores obtener un 51% más de ganancias”, añade Cat.

Datos que como señalan los fundadores de Nostoc Biotech no se deben extrapolar. “No existen dos cultivos iguales ni dos sistemas de riego iguales, pero lo cierto es que en el caso de los cultivos hortícolas el resultado ha sido inmejorable. Un ejemplo real de que se puede hacer”.

Además, sus productos consiguen reducir un 20%, como mínimo, la fertilización nitrogenada química y restituyen la comunidad de microorganismos que ha sido destruida por los químicos. Según datos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, los abonos nitrogenados producen un 7,9% de los gases de efecto invernadero.

La agricultura convencional no solo empobrece los suelos agrícolas, haciendo que los cultivos sean más vulnerables, sino que el mal uso de los fertilizantes químicos pone en peligro la salud de las personas.

Inversiones de impacto

Tanto Enrique Cat como Guillermo Herrero son emprendedores por naturaleza, ya que habían creado varias empresas antes de constituir Nostoc Biotech.

El proyecto no vio la luz hasta septiembre de 2014, después de más de un año de trabajo. No ha sido fácil y siguen trabajando duro con el objetivo de reducir con su actividad el uso de pesticidas químicos y la cantidad de óxido nitroso en la atmosfera como consecuencia de ese uso.

¿Te gustaría hacer como ellos y materializar tu idea? Si crees que puedes ayudarnos a construir la alimentación del futuro o a reducir el impacto ambiental del sector primario, ponte en contacto con nosotros.

Desde CAPSA Vida te informaremos sobre nuestros programas de financiación.

 compartir esta publicación 

Write A Comment