Aunque pueda parecernos que vivimos en un mundo hiperconectado y que la tecnología avanza a un ritmo frenético, la irrupción de la COVID-19 ha puesto sobre la mesa una realidad que había pasado desapercibida: la precaria situación de los pequeños productores y comerciantes en nuestro país a nivel tecnológico.

La digitalización de la agricultura y ganadería es uno de los retos, aún pendientes, que debemos afrontar a corto plazo si queremos que las pequeñas explotaciones familiares, que predominan en el sector agroalimentario español, puedan competir en igualdad de condiciones.  

La llegada de la pandemia nos ha demostrado que las empresas o los sectores más digitalizados estaban mejor preparados para adaptarse a la nueva situación y continuar con su actividad. ¿Qué podemos hacer para acelerar la transformación digital en el sector primario?

El potencial de la digitalización para transformar la producción primaria

Consciente del potencial de la tecnología y la innovación para catapultar los cambios que los agricultores necesitan para aumentar su nivel de productividad y mejorar su situación de indefensión a la hora de enfrentarse al proceso de comercialización, la startup Plant on Demand lanzó el año pasado un software que permite a los productores locales acercarse al proceso de digitalización de forma sencilla al crear un espacio de venta online y de gestión automatizada de los pedidos y del negocio.

“Hemos elaborado una plataforma que acerca la tecnología y los beneficios que esta ofrece a un sector poco avanzado hasta la fecha, fomentando al mismo tiempo el trabajo en red y la cooperación entre los diferentes agentes”, asegura Natalia Valle, CEO de Plant on Demand. “Pequeños productores y minoristas locales que no han tenido la oportunidad de incorporar nuevos avances en sus negocios y que dedicaban buena parte de su tiempo a las gestiones del día a día en lugar de dedicarlo al cuidado de sus animales o de su huerto”.

La plataforma, intuitiva y fácil de utilizar, según sus creadores, permite publicar un portal de venta online en menos de 15 minutos y reducir el tiempo de papeleo en un 60%, favoreciendo, entre otras cosas, la agrupación entre productores.

Cómo invertir en tecnología para ayudar a los productores agroalimentarios

web plant on demand

“Nos gustaría que en un futuro Plant on Demand se convirtiese en un referente del impulso de la digitalización y de la cooperación en el mundo rural”, confiesa Valle.

Por el momento ya han conseguido convertirse en un lugar de encuentro para productores locales, dentro de España y fuera de ella, que están trabajando en red, creando sinergias y compartiendo recursos, lo que facilita que puedan volverse más competitivos al vender de forma directa al consumidor final, sin intermediarios, y reduciendo los costes.

“Su precio más ajustado y la conveniencia para la compra basada en el online son dos de sus atractivos para el consumidor, que puede ver las imágenes de los productos que compra, dejar comentarios, conocer la historia o el perfil del productor local…”.

Además, están trabajando para que la plataforma pueda, gracias a la inteligencia artificial, analizar los datos generados y preparar modelos de predicción de demanda para que los productores puedan optimizar la toma de decisiones, produciendo lo que de verdad se demanda.

Detrás de este proyecto encontramos a un grupo de jóvenes españoles con un gran talento y con ganas de hacer más rentable y accesible (para todos) la producción de cercanía.

Si tú también tienes una idea o un proyecto que nos ayude a igualar las reglas del juego y a acercar la tecnología al sector agrícola, ¡apóyate en nosotros!

 compartir esta publicación 

Write A Comment