39ytu

Estudios recientes demuestran que no todos los individuos responden de la misma manera a los cambios en el estilo de vida, y esto ciertamente se aplica a los cambios en el régimen alimenticio. Los factores fundamentales sugeridos para determinar la respuesta individualizada a los alimentos y las implicaciones biológicas de su consumo incluyen nuestro microbioma y las variaciones interpersonales en una variedad de exposiciones ambientales y factores de estilo de vida.

La microbiota intestinal es el conjunto de microorganismos que habitan en el tracto intestinal humano.

Ahora se sabe que estas bacterias no son simplemente organismos comensales en nuestros cuerpos, sino que sirven como un “órgano” importante, que regula procesos metabólicos. La composición de la comunidad microbiana intestinal determina la naturaleza de su influencia en numerosas condiciones fisiológicas y patológicas. Dado que el perfil microbiano intestinal es único para cada individuo, evoluciona a lo largo de la vida y puede ser alterado por factores internos y externos (especialmente la dieta), el microbioma intestinal presenta nuevas oportunidades para la nutrigenómica y la nutrición personalizada.

La inclusión del microbioma como elemento necesario para explicar la singularidad personal, ha llevado a un cambio de paradigma en términos de nuestra comprensión de la variabilidad interindividual y como esta influye en las respuestas a los factores ambientales (como la dieta). Los recientes avances en la investigación de la microbiota intestinal, enfatizan el potencial de modificar la composición de las bacterias intestinales, como una intervención novedosa y efectiva, tanto para el manejo de enfermedades como para la promoción de la salud.

39ytu es el primer proyecto del Instituto Central Lechera Asturiana para la Nutrición Personalizada (ICLANP) basado en la recomendación nutricional de precisión tras la realización de un test del microbioma, mediante la secuenciación genética de la microbiota. Su nombre hace alusión a los 39 billones de bacterias que colonizan el intestino y que conforman la microbiota. El desarrollo de intervenciones dietéticas con probióticos y complementos alimenticios, basados en el perfil individual de cada persona para optimizar la composición microbiana del intestino, es una práctica importante para la nutrición personalizada. Las tecnologías desarrolladas por el ICLANP permiten determinar con rapidez y precisión el perfil microbiano del intestino, lo que a su vez posibilita poder monitorear fácilmente los cambios personales en la composición de las bacterias intestinales durante el desarrollo de la enfermedad y en el curso de la intervención.

El equipo de nutricionistas, investigadores y médicos del Instituto han seleccionado los siete problemas de salud que afectan en mayor medida a la población española y, sobre los que hay evidencia científica de que una dieta equilibrada y el aporte de soluciones nutricionales con probióticos y otros ingredientes bioactivos, pueden actuar y modificar la composición de la microbiota. Estas dianas de salud son: intolerancia al gluten, reducción del colesterol, control de glucosa, disconfort digestivo, disconfort intestinal, mejora de las defensas y regularidad intestinal. Además de los probióticos particulares para cada una de ellas, cada producto cuenta con otros ingredientes activos específicos dirigidos también a cada diana.

 compartir esta publicación